A juego limpio online dating

Rated 4.24/5 based on 710 customer reviews

Algunos de sus familiares no saben de su éxito ni tampoco sus compañeros de trabajo. Cinco colegas que pasaron de jugar unos euros a los partidos de Liga en las tardes de sábado a crear una minuciosa organización de trabajo.

Han sido discretos con las ganancias, serenos en el gasto, dicen. Son chicos de clase media, universitarios y amantes del deporte. Se profesionalizaron cuando comenzaron a dibujar saldos en verde, positivos.

«Dolía cuando perdíamos, pero siempre era ya sobre ganancias. Pero estabas en vilo, joder, porque era mucha pasta. No midieron su codicia, porque todo les iba de cara en una carrera desenfrenada.

Hasta que saltaron en el radar de las empresas apostadoras, que hace un par de meses empezaron a torpedear su extraordinaria racha.

Pero también, como Los Pelayos, han sido frenados en seco.

Con las cuentas bloqueadas, se les ha enseñado la puerta de salida.

Incitan al juego, dan bonos de regalo por la apertura de cuentas (hasta 200 euros), pero si detectan que comienzas a ganar, te echan. A Los Mofetas no les han dado demasiadas explicaciones, simplemente les cierran el paso cuando intentan apostar grandes cantidades. Salva abre los ojos y relata entre el pudor, la inocencia y el orgullo disimulado el clic que les cambió la vida, que les hizo ricos.Sus cuatro amigos asienten detrás, primero tímidos ante el periodista y luego generosos en los detalles de la historia de Los Mofetas, el frenético viaje de un grupo de cinco treintañeros que en seis meses ha ganado casi un millón de euros apostando por internet.Exprimieron la estadística para encontrar las deformaciones que el tiempo iba rasgando en las ruletas, las invisibles cicatrices del uso queprovocaban que la bolita cayera más veces en una casilla que en otra.Ganaron y, claro, eso no gustó en los casinos de Las Vegas, Holanda o Australia, donde se les prohibió la entrada. De Los Pelayos hablan Los Mofetas comparando casos, aunque haya notables diferencias.

Leave a Reply